viernes, 25 de febrero de 2011

ANALISIS DE LA PELICULA QUIEN QUIERE SER MILLONARIO DESDE UNA PERSPECTIVA CURRICULAR

Autora: María Eugenia Hernández
¿Quién quiere ser millonario? narra la historia de Jamal Malik, un joven pobre nacido en las barriadas de Mumbai que se ve obligado a sobrevivir, tras su condición de orfandad, ocurrida en sus primeros años de vida, en un contexto dominado por la violencia, la explotación y la miseria. Tras su exitosa participación en el reconocido concurso televisivo y bajo la sospecha de haber cometido fraude se ve obligado a justificar sus conocimientos dando lugar al relato de las vivencias que lo llevan a contestar correctamente cada una de las preguntas.

La respuesta a cómo un joven con tan escaso nivel de formación, proveniente de las condiciones más adversas, podía contestar acertadamente a cuestiones tan complejas, sirve de escenario para mostrar el aprendizaje como resultado de un proceso que, visto retrospectivamente, revela la eficacia de su metodología. Las desventuras vividas por Jamal reflejan como a partir de sus experiencias, observación y evaluación de sus efectos, logra la construcción de sus conocimientos, bajo la reflexión y entendimiento de sus principios generales, lo que le permitiría una aplicación real de lo aprendido hacia las nuevas situaciones que debía afrontar. Condición que en su situación se tornaba necesaria y vital para su supervivencia tal y como señala Dewey (1985).

A partir de este proceso de construcción del conocimiento, desarrollado a lo largo de la trama de la película, se descubren distintas características que, extrapoladas, asemejan las condiciones exigidas en el currículo. Entre ellas se vislumbran momentos de gran creatividad y adaptabilidad al utilizar los recursos que el contexto le brinda a fin de  contactar nuevamente con su hermano Salim y a su compañera de infortunios, Lakita. Además se observa indicios de planificación, vistos desde los ojos de un niño, en la realización de pequeños proyectos con la esperanza de tener un hogar a través de la profesionalización del canto como medio de subsistencia. La dialéctica e ideas en paralelo que llevan a Jamal a sortear exitosamente el engaño al que es expuesto intencionalmente, por parte del promotor del concurso, al utilizar un argumento contrario al esperado, todo lo anterior enmarcado en un proceso de investigación continuo, sometido sostenidamente a autoevaluación, entendido este como la búsqueda de conocimientos orientados hacia la calidad de vida.

¿Quién quiere ser millonario? muestra la relevancia de las experiencias vividas por el individuo en la construcción de conocimientos al constatar que esta metodología facilita a quienes aprenden su preparación para vivir en un mundo cambiante y en constante transformación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada